Universidad en Finlandia vs Universidad en Colombia

Reflexiones luego de nueve meses en la tierra de los lagos.

Edificio Exactum, Kumpula Campus.

En enero de este año, comencé mis estudios de maestría en la Universidad de Helsinki, en Helsinki ( duh ) han pasado ya casi nueve meses desde el día en que llegue y ahora me planteo contar un poco de mi experiencia propia, las diferencias o similitudes que existen entre estudiar en la universidad en Finlandia, y mi experiencia académica previa estudiando en mi país natal, Colombia.

Me centrare en las diferencias a nivel de la universidad, dejando de lado diferencias en calidad de vida entre otras (ya es bien sabido que Finlandia destaca en el mundo en varios aspectos) buscando de esta forma resaltar las diferencias.

La primera diferencia evidente es la división del año académico. En las universidades en Colombia el año académico se divide en dos semestres. Los estudiantes eligen sus cursos para cada semestre de acuerdo a sus necesidades y avance en la carrera. El inicio del año académico se da a principio de año, luego de vacaciones de fin de año.

En Finlandia por otro lado, el año académico se divide en cuatro periodos comenzando en septiembre ( fin del verano ) y terminando a mediados de mayo. Cada periodo diferentes cursos pueden ser elegidos. Existen cursos que se extienden por más de un periodo, pero los cursos regulares son de siete semanas y cinco créditos. Se espera que en promedio un estudiante( por lo menos en el caso de la maestría) tome 15 créditos por periodo. En este sistema de créditos, 5 créditos equivalen a 18 horas de trabajo por semana.

Esto significa que los cursos regulares duran 7 semanas, contrario a las 16 semanas a las que estaba acostumbrado durante mi pregrado en Colombia. En lo personal encuentro esto como algo positivo, si agregamos el hecho de que muchos cursos requieren trabajos en grupo, si por mala fortuna terminas con un mal equipo, es más fácil soportar 7 semanas que 16.

La mecánica de los cursos es muy similar entre si. Ejercicios semanales y un examen al final. La asistencia a las clases es completamente opcional (hay cursos que son excepciones, principalmente los cursos de lenguajes) Hay algunos casos en los que el examen final es reemplazado por un proyecto en grupo o similares. Pero la cereza sobre el pastel, es el hecho de que el examen final para aprobar un curso se puede tomar hasta tres veces y en muchos casos también es posible aprobar el curso completo tan solo tomando el examen. Considero que ese detalle es muy importante a la hora de manejar el estrés del estudio, si bien se tiene una semana reservada para exámenes, fallar un examen en ese momento no es tan grave y siempre se puede intentar de nuevo. Es posible entonces dedicar más tiempo a un curso que este siendo particularmente difícil, sin que eso signifique rendirse por completo con los otros, solo habrá que retomar el examen.

A comparación, en mi previa universidad es común tener tres y cuatro exámenes escritos por curso, más quizes en clases o ejercicios y talleres. El sistema Finlandés me resulta más atractivo, no creo que sea valido decir que es más fácil o relajado, la palabra es flexible.

Otro punto interesante es el tema de las sesiones semanales de ejercicios. Durante mis estudios en Colombia era fácil relajarse un poco de más durante las primeras semanas de clases, hasta que finalmente era momento de presentar algún trabajo o taller. Aquí por otro lado la primera semana ya hay de cuatro a cinco ejercicios que entregar por curso.

Con el registro de cada asignatura también se registra un grupo de ejercicios. Los grupos de ejercicios se reúnen una vez por semana para revisar los ejercicios asignados para dicha semana. Allí usualmente los teacher assistant suelen llevar un control de los ejercicios realizados por cada estudiante para luego asignar las calificaciones. Lo interesante es que en realidad nadie revisa si un estudiante en particular hizo o no los ejercicios, la dinámica es la siguiente: Se pasa una hoja de persona a persona, cada persona busca su nombre y hace una cruz marcando los ejercicios que realizó, luego se dividen en grupos y de alguna forma los grupos presentan las soluciones ( usualmente un problema por grupo ) al resto de la clase. Este proceso es más constructivo y retroactivo que un taller usual y los estudiantes se esfuerzan por encontrar las soluciones inclusive si no van a ser calificados directamente. Una vez más esto es un reflejo de la cultura de independencia y autonomía que predomina en Finlandia.

Otro de los puntos interesantes interesantes a mencionar es la jerarquía.La jerarquía y comunicación entre estudiantes y profesores es mucho más plana de lo que estaba acostumbrado. En Colombia es común referirse a los profesores por el apellido (En una conversación casual entre estudiantes por ejemplo) y es muy normal dirigirse al profesor como, ehh bueno, profesor.Si te cruzas en el pasillo un profesor y debes llamar su atención, puedes tratar de llamarlo alzando un poco la voz diciendo PROFESOR!

En Finlandia por otra parte es normal dirigirse al profesor por su primer nombre. En lo personal aún me cuesta este nivel de “informalidad” y por costumbre aún utilizo la palabra professor al dirigirme a ellos.

A esto adicionar el énfasis que suele hacerse con el tema del feedback. Los cursos y programas académicos son renovados cada dos años y los profesores son insistentes con la idea de recibir feedback, comentarios y sugerencias por parte de estudiantes, bien sea directamente, atravesar de los profesores auxiliares o medios electrónicos. Con esto en mente puedo proceder al siguiente punto de mi exposicion: El sistema de tutores y TAs.

Todos los nuevos estudiantes son asignados a un tutor que es el encargado de guiarlos en las primeras semanas de vida universitaria. Los tutores se encargaran de explicar cosas, enseñar las instalaciones de la universidad entre otras cosas. Todo estudiante nuevo sabe que si tiene alguna duda puede contar con alguno de los tutores asignados. Lo mismo va para los TAs( teacher assistants) que son estudiantes contratados por la universidad para brindar apoyo a los estudiantes de las diversas asignaturas, los TAs dirigen los usualmente los grupos de ejercicios mencionados previamente. Casi todos los cursos cuentan con un TA y siempre es bueno saber que hay alguien dispuesto a ayudar si las cosas se pone muy pesadas.

La escala de calificaciones es de 1 a 5, cinco siendo el mejor grado ( 5 grados sin puntos decimales) un grado de uno significa que la materia fue aprobada. En Colombia usamos una escala continua de 0 hasta 5 ( valores decimales como 1.5, 2.9 son posibles ) y pasar una asignatura requiere un grado superior o igual a 3.0. Esto implica que un curso se puede abandonar sin mayores consecuencias y remueve un poco el estrés de perder una materia con un grado muy bajo, no hay grados inferiores al 1, por debajo de uno es sencillamente reprobado.

Para terminar vale la pena mencionar que hay muchos otros aspectos en los que la vida universitaria varia entre Colombia y Finlandia, sobre ellos escribire en una futura ocasion. Por ahora termino mi post con una foto del mar báltico desde la Isla de Suomenlinna y otra de la famosa catedral blanca en la plaza del senado en Helsinki.

El báltico desde la isla Suomenlinna, a pocos kilómetros de Helsinki
Un atardecer en Helsinki

--

--

Un blog de historias cortas.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store